Venecia (italia), (EFE).- Penélope Cruz y Tilda Swinton fueron este martes las protagonistas de la alfombra roja de la Mostra de Venecia, con dos estilos muy diferentes.

La española llevaba un vestido negro de Chanel de alta costura, con el cuerpo liso y la falda llena de pequeños volantes con adornos en hilo de plata.

Mientras que Swinton lucía un aspecto más colorido, con un vestido lila de lentejuelas, que contrastaba con el amarillo que lucía en el pelo en homenaje a Ucrania, como explicó horas antes en una rueda de prensa.

Swinton presentó en la competición oficial de la Mostra el filme "The Eternal Daughter", dirigido por la británica Joanna Hogg, en el que interpreta dos papeles, el de una directora de cine y su hija.

Por su parte, Cruz estuvo el domingo en la proyección de gala de "L'immensità", un filme del italiano Emanuele Crialese, también en competición por el León de Oro, y ahora está en el Lido como parte del equipo de "En los márgenes".

Una película sobre desahucios que es el debut en la dirección de Juan Diego Botto, protagonizada por Luis Tosar y por la actriz madrileña, que ejerce además de productora, y que compite en la sección Horizontes, la segunda en importancia de la Mostra.

Penélope Cruz desfiló por la alfombra roja junto a Botto y Tosar, que estaba acompañado por su pareja, la actriz chilena María Luisa Mayol. EFE

 


 
 

POST GALLERY