Una dieta que limita la carne y los lácteos está relacionada con una mejor salud sexual en hombres. Estos son los resultados a los que ha llegado un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York y la Facultad de Salud Pública TH Chan de Harvard (Estados Unidos).

La clave está en que la dieta sea rica en frutas, verduras, cereales y nueces, y se le relaciona con una menor disfunción eréctil, incontinencia urinaria y otros efectos secundarios comunes observados en pacientes con cáncer de próstata. El estudio, que se publica en la revista ‘Cancer’, además es el primero de su tipo que muestra una mejor salud urinaria en estos pacientes basándose en la nutrición.

Estos resultados son las conclusiones después de analizar a más de 3.500 hombres con cáncer de próstata. Más del 83% de los hombres habían recibido tratamiento contra este tipo de cáncer, y todos los incluidos en el estudio actual tenían formas tempranas de la enfermedad que aún no se habían extendido a otros órganos.

De esta forma, el objetivo del estudio pretendía explorar si una dieta más basada en alimentos vegetales se asociaba con la disminución de problemas de calidad de vida que a menudo surgen después tratamiento. Al clasificar a los pacientes en cinco grupos (quintiles) según la proporción de alimentos vegetales versus animales que los hombres dijeron que comían, los autores encontraron que el quintil que consumía la mayor cantidad de vegetales obtuvo entre un 8% y un 11% mejor en medidas de función sexual en comparación con el grupo que menos consumía.

De manera similar, los resultados revelaron puntuaciones hasta un 14% mejores en salud urinaria, con menos casos de incontinencia, obstrucción e irritación. Los autores encontraron además puntuaciones hasta un 13% mejores en salud hormonal (que evalúa síntomas como falta de energía, depresión y sofocos) entre el quintil más alto de dieta basada en plantas en comparación con el más bajo.

Estos hallazgos ofrecen esperanza a quienes buscan formas de mejorar su calidad de vida después de someterse a cirugía, radiación y otras terapias comunes para el cáncer de próstata, que pueden causar efectos secundarios importantes. No obstante, agregar más frutas y verduras a su dieta, mientras se reduce la carne y los lácteos, es un paso sencillo que los pacientes pueden dar.


 
 

POST GALLERY