El Gobierno de Finlandia dijo el miércoles que está preparando una resolución para “limitar o frenar por completo” el turismo de Rusia tras la invasión de Ucrania.

“Esta solución nacional puede incluir una nueva legislación, que sería adoptada muy rápidamente”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Pekka Haavisto, en una conferencia de prensa.

Desde que expiraron las restricciones de COVID-19 de Rusia en julio, ha habido un auge en los viajeros rusos y una creciente reacción en Europa en contra de permitir la entrada de turistas rusos mientras continúa la guerra.

Finlandia limitó drásticamente las visas de turista para los rusos en septiembre.

Pero continúan ingresando a Finlandia con visas emitidas por otros países de la UE en el área de viaje sin fronteras Schengen.

“Finlandia tampoco quiere ser un país de tránsito para las visas Schengen emitidas por otros países”, dijo Haavisto.

Según una encuesta publicada el miércoles por el diario finlandés Ilta-Sanomat, alrededor del 70 por ciento de los finlandeses quiere que el país nórdico deje de emitir visas de turista a los rusos.

Finlandia ha estado pidiendo a la UE limitar las visas para los rusos, pero Haavisto señaló que “no se puede garantizar que este movimiento suceda muy rápido”.

Los estados bálticos de Letonia, Estonia y Lituania, que limitan con Rusia, ya han endurecido sus propias reglas de visa, dejando a Finlandia como el último vecino de Rusia en la UE para el tránsito de los titulares de visas Schengen.

La guardia fronteriza finlandesa dijo que la situación “no ha cambiado significativamente” en la frontera a pesar del anuncio de movilización militar de Rusia el miércoles, negando los rumores que se difunden en línea sobre filas de kilómetros de largo.

Por otra parte, el periodista israelí Amir Tsarfati reportó en su canal de Telegram que el Kremlin prohibió a las aerolíneas rusas vender pasajes de avión a hombres de nacionalidad rusa de edades entre los 18 y los 65 años. La única manera en la que pueden volar es con un permiso especial emitido por el Ministerio de Defensa.

Este miércoles todo los vuelos desde Rusia a destinos extranjeros se agotaron, después de que el presidente Vladimir Putin introdujera un reclutamiento parcial de reservistas para luchar en Ucrania, según muestran los datos de las aerolíneas y las agencias de viajes.

El éxodo ruso, que ha tenido varias oleadas desde el inicio de la invasión, volvió a intensificarse tras el anuncio de Putin en un mensaje televisado. El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, dijo que Rusia movilizaría inicialmente a unos 300.000 reservistas, después de que el mandatario advirtiera que utilizaría todos los medios militares disponibles en Ucrania.

Los vuelos directos a ciudades de los países ex soviéticos cercanos, como Armenia, Georgia, Azerbaiyán y Kazajstán, estaban agotados para el miércoles, según el sitio web Aviasales, muy popular en Rusia.

Turkish Airlines, por su parte, indicó en su página web que los vuelos a Estambul, que se ha convertido en un importante centro de viajes hacia y desde Rusia, estaban totalmente reservados hasta el sábado.

El siguiente vuelo disponible de AirSerbia a Belgrado estaba anunciado para el lunes 26 de septiembre.

El medio de comunicación ruso RBC informó de que no había asientos disponibles en los vuelos a destinos que no requieren visado hasta el viernes.

Los datos de Google mostraron que las búsquedas en Rusia de “billetes” y “avión” se multiplicaron con creces después de las 06.00 GMT del miércoles, cuando comenzó el discurso televisado grabado de Putin.

(Con información de AFP)

 


 
 

POST GALLERY