Este 25 de noviembre se conmemora el  “Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, como cada año las calles se pintarán de color naranja para demostrar el apoyo hacia este movimiento.

Tanto en México como en el mundo se inundarán las calles de mujeres manifestándose para erradicar la violencia hacia las mujeres, a su vez los noticieros se llenarán de información sobre este tema, seguramente las redes sociales se empaparán con posicionamientos en contra de la violencia de género, como cada año se pintará el mundo de naranja.

¿Qué pasará al día siguiente?, seguramente el color naranja será desplazado por los adornos de navidad, las fiestas decembrinas, el mundo dejará de ser naranja para seguir con la cotidianidad del mundo, desafortunadamente dentro de esta “normalidad” tenemos que en México 50 millones de mujeres han vivido alguna situación de violencia. [1]

Estas cifras son perturbadoras, pues significa que el 70% de las mujeres mexicanas hemos estado dentro de situaciones de violencia, ya sea física, económica, sexual o psicológica. En el caso específico de nuestro Estado, se encuentra dentro de los de menor prevalencia, sin embargo, al analizar esta cifra no significa que no sea un fenómeno social mínimo, pues en Zacatecas el 60% de las mujeres han experimentado algún tipo de violencia[1], si bien se encuentra por debajo de la media nacional, ésta aún es muy elevada.

 

A nivel nacional, en el año 2021 la violencia hacia las mujeres de mayor prevalencia fue la psicológica con un 29.4%, en segundo lugar se encuentra la sexual con 23.3%, en tercer lugar la económica con el 16% y finalmente la física con un índice de prevalencia del 10%[2], esta es la realidad de las mujeres mexicanas todos los días, además debemos considerar que estos son datos obtenidos de aquellas que se atrevieron a hablar.

Es aquí cuando debemos cuestionarnos y llamarnos a la reflexión, ¿vestirnos un día de naranja es suficiente?, seguramente la respuesta inmediata es que no, mi siguiente pregunta a las personas lectoras sería, ¿qué hacen los siguientes 364 días del año para eliminar la violencia hacia las mujeres?.

 

Eliminar la violencia de género no es hace en un año, pues cambiar patrones sociales, que todas y tomos hemos adoptado e incluso normalizado no es algo que suceda de la noche a la mañana, tampoco se cambia por decreto legal, pues ahí están pruebas de normas jurídicas que si bien forman parte del cambio que necesitamos, sin un trabajo profundo a nivel social no podremos ser una sociedad en el que las mujeres puedan caminar libres por las calles.

 Para lograr este cambio todos los días deben ser días naranjas, este trabajo debe realizarse en conjunto con la sociedad, es un arduo andar y se debe estar en constante adaptación, se construye los 365 días del año, si no se hace de esta manera, el movimiento simplemente se convertirá en un acto políticamente correcto y quedará solamente como una declaración de buenas intenciones.

 

 

21 de noviembre de 2022,

M.F. María del Carmen Salinas Flores

Tesorera del Senado de la República

 
 

POST GALLERY