Este 24 de octubre conmemoraremos el “Día Internacional contra el Cambio Climático”, este día está destinado para hacer consciencia sobre el cuidado de nuestro planeta y las medidas necesarias que son urgentes implementar para salvar el mundo tal y como lo conocemos.

Sin duda, no sólo debe conmemorarse con el objetivo de tomar consciencia del daño que estamos haciendo a nuestro planeta, además es indispensable que se trate de una fecha en que nos convirtamos en agentes de cambio, con el objetivo de conservar las condiciones climáticas que permiten que exista la vida en este planeta.

Ahora bien, es claro que este fenómeno afecta a toda la humanidad, sin embargo, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas, este ha afectado en mayor medida a las mujeres[1], ¿pero por qué?, si este problema pareciera que impacta a todos por igual. 

En concordancia con el Informe “Dimensiones y ejemplo de los impactos diferenciados entre hombres y mujeres del cambio climático, el rol de las mujeres como agentes de cambio y sus oportunidades”[2], existen dos factores esenciales para que este fenómeno las afecte más a ellas: 1) los estereotipos de género impuestos,  y 2) la poca aceptación de las mujeres en la toma de decisiones sobre este problema mundial.

Analicemos el primer factor, los roles establecidos a las mujeres como responsables del trabajo en el hogar,  esto ha hecho que un mayor número de mujeres enfrenten la escasez de agua y alimentos, por lo que se ven forzadas a ser ellas las que caminan por horas para conseguir  víveres, y así cumplir con las labores que socialmente les han sido asignadas.

Incluso en países como Kenia, que se encuentra enfrentando fuertes sequías, esta división sexual del trabajo ha hecho que las niñas dejen la escuela, esto con el objetivo de que colaboren con la búsqueda de agua y alimentos, asimismo, se ha observado que el cambio climático ha generado en zonas rurales la migración de hombres, por lo que las tierras se dejan a cargo de ellas, sin embargo, no cuentan con los derechos para tomar decisiones sobre estos territorios, pues la propiedad suele asignarse a los varones de la familia. 

Los escenarios antes descritos, parecieran lejanos a nuestro país, sin embargo, esto ha comenzado a suceder también en México, pues se han detectado diversas sequías e incluso se prevé en los próximos años la disminución anual de hasta un 10 y 20% en lluvias[1], sin duda esto comenzará a afectar la producción de comida, acceso al agua, así como una fuerte migración en zonas rurales, es por ello que se debe observar con detenimiento todo lo que sucede fuera de nuestra nación, a fin de mejorar las medidas que se encuentran estableciendo en otras regiones. 

El segundo factor de acuerdo a la ONU es la exclusión de las mujeres en la toma de decisiones sobre este fenómeno mundial, es decir, que a pesar de ser las más afectadas, las políticas para enfrentar este problema no las toma en cuenta. 

La baja representación de las mujeres en determinadas carreras como economía, tecnología, ingeniería son algunos de los factores por los determinados organismos creados para la toma de decisiones sobre el cambio climático cuentan con poca representación femenina.

 Lo mismo sucede en el sector político, pues recordemos que en las Cumbres internacionales creadas para acordar estrategias para enfrentar este fenómenos, las personas que acuden son las y los Jefes de Estado, sin embargo, aún existe poca representación femenina en estos espacios políticos, para 2021 sólo se tenían 22 mujeres presidentas a nivel mundial, es decir solo el 7% de las naciones cuentan con una dirigente mujer.

El cambio climático debe resolverse desde la paridad de género, tomando en cuenta las necesidades de todas y todos, de lo contrario las medidas que se tomen no impactarán en las personas afectadas y los resultados que se obtengan no servirán de mucho, en este sentido, frente a la emergencia internacional que nos envuelve las mujeres no podemos ni debemos quedar fuera.

 

24 de octubre de 2022,

M.F. María del Carmen Salinas Flores

Tesorera del Senado de la República




 
 

POST GALLERY