El cambio climático es un tema multidisciplinario y que además de que es algo que nos compete a todos, es un asunto de género, pues se estima que más de 158 millones de mujeres y niñas se ven arrojadas a la pobreza como consecuencia directa del cambio climático, son tan solo 16 millones más que el número total de hombres y niños. Según un estudio de la UNESCO el cambio climático exacerba las desigualdades existentes y las dinámicas de poder que refuerzan los estereotipos que les adjudicamos a hombres y mujeres. Todo esto se ve traducido en que las mujeres tienen menos posibilidades de acceder a los recursos y servicios necesarios.

El cambio climático provocó qué hasta el 80% de las personas desplazadas por el cambio climático y las catástrofes naturales son mujeres y niñas. Además, tienen 14 veces más probabilidades de morir tras un desastre natural, muchas veces provocado por condiciones de pobreza y marginación. Por lo que una de las recomendaciones para corregir la situación actual es incluir a las mujeres en los planes y estrategias de mitigación de cara a la emergencia climática.

Sin duda debemos trabajar por crear estrategias que consoliden un plan efectivo que conjugue el liderazgo de las mujeres, pues hoy en día la situación es desalentadora. Las mujeres están muy poco representadas en los puestos de toma de decisiones a todos los niveles, incluido el ámbito del cambio climático pues solo 15 de los 133 líderes mundiales que participaron en la COP 28 eran mujeres, al igual que años anteriores.

Por eso en respuesta a esta problemática la UNESCO se convirtió en una plataforma para líderes, activistas y personalidades de la ciencia pusieran de relieve el vínculo vital entre el cambio climático y las disparidades de género. La celebración de este día aprobado por la 41 Conferencia General de la UNESCO tuvo lugar en París el 25 de enero de 2024. Esta reunión de líderes mundiales, científicos y activistas creó un espacio para sensibilizar sobre la trascendencia del tema, todo con una perspectiva de género que de pie para cambios significativos en el tema de la desigualdad.

Confiemos de frente al Día Internacional del Agua y de la tierra en que emprenderemos las medidas necesarias.


 
 

POST GALLERY