ESTOCOLMO, (Reuters) - El fabricante de equipos de telecomunicaciones Ericsson planea suprimir unos 1.400 puestos de trabajo en Suecia como parte de un plan más amplio de reducción de costes a escala mundial, según anunció el lunes.

La empresa ya había anunciado planes para recortar costes en 9.000 millones de coronas (880 millones de dólares) hasta finales de 2023 debido a la ralentización de la demanda en algunos mercados, entre ellos Norteamérica.

Es probable que en los próximos días se anuncien más recortes de empleo, que ascenderán a varios miles en otros países, dijeron dos fuentes cercanas al asunto.

La última vez que Ericsson hizo recortes profundos fue en 2017, cuando recortó miles de empleos y se centró en la investigación para sacar a la empresa de pérdidas.

La compañía estuvo negociando con su sindicato de empleados en Suecia durante meses sobre cómo gestionar los recortes de costes.

Ahora se ha llegado a un acuerdo con los sindicatos suecos sobre cómo gestionar las reducciones de plantilla, dijo un portavoz, añadiendo que la compañía tiene la intención de hacer los recortes a través de un programa de bajas voluntarias.

(Reporte de Supantha Mukherjee; editado en español por Tomás Cobos)


 
 

POST GALLERY