Por Victoria Waldersee

BERLÍN, (Reuters) - Mercedes-Benz elevó el miércoles su previsión de beneficios para todo el año, ya que la fuerte demanda de coches de lujo y el ahorro de costes compensan los cuellos de botella de la cadena de suministro que han dificultado la producción del sector este año.

El fabricante de automóviles alemán dijo que ahora espera que los beneficios del grupo aumenten al menos un 15% este año, frente a una previsión anterior de crecimiento del 5%-15%, después de que los beneficios de su división de automóviles casi se triplicaran en el tercer trimestre con respecto a los niveles anteriores a la pandemia.

La demanda acumulada en Europa y la gran cantidad de pedidos pendientes permitirán a la empresa afrontar el próximo año, según el director financiero, Harald Wilhelm, quien añadió que se dará prioridad a la reducción de las existencias en el cuarto trimestre. La empresa prevé un ligero aumento de las ventas en el cuarto trimestre con respecto al año anterior.

El notable aumento de la rentabilidad se produce después de que Mercedes-Benz se comprometiera en 2020 —entonces parte del Grupo Daimler— a recortar los costes fijos, los gastos de capital y el gasto en investigación y desarrollo en más de un 20% para 2025.

La inflación en sus propios costes significa que puede necesitar hacer más recortes de los previstos para alcanzar ese objetivo, dijo Wilhelm en una rueda de prensa.

La división de automóviles ganó 4.030 millones de euros de los 28.200 millones de ingresos en el tercer trimestre, frente a 1.400 millones de euros y 23.500 millones respectivamente en el mismo trimestre de 2019.

La compañía elevó su previsión de margen para todo el año en la división de coches al 13-15% desde el 12-14%.

RETIRADA DE RUSIA

Wilhelm también dijo en una convocatoria de analistas que el grupo se retiraría del mercado ruso y vendería acciones de sus filiales rusas —constituidas por sus negocios de industria y servicios financieros— a inversores locales.

La empresa había suspendido en marzo las exportaciones de automóviles y furgonetas a Rusia, así como la fabricación local, tras la invasión rusa de Ucrania.

Mercedes-Benz tiene una planta de automóviles en la ciudad de Esipovo, a 40 kilómetros al noroeste de Moscú, con más de 1.000 empleados que produce sedanes y todoterrenos Clase E.

"(La retirada) no se espera que dé lugar a otros efectos significativos en la rentabilidad y la posición financiera del grupo más allá de los reportados en los trimestres anteriores", dijo Wilhelm.

Los beneficios del grupo alcanzaron los 5.200 millones de euros de julio a septiembre, un 83% más que el año pasado, con unos ingresos que aumentaron en una quinta parte hasta los 37.700 millones de euros, con una rentabilidad ajustada del 14,5% en la división de automóviles y del 12,7% en Mercedes-Benz Vans.

Las ventas de Mercedes-Benz Vans aumentaron algo menos de una quinta parte, hasta 104.000 vehículos, y las ventas de furgonetas eléctricas aumentaron un tercio en lo que va de año.

Las ventas de vehículos de lujo de gama alta elevaron los ingresos y representaron el 15% de las ventas totales de automóviles en el tercer trimestre.

(1 dólar estadounidense = 1,0047 euros)

(Información de Victoria Waldersee; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

 


 
 

POST GALLERY